Big Data o cómo conseguir el aliado perfecto para la construcción
El sector de la construcción, como cualquier otra industria, está en pleno proceso de transformación digital, lo cual interfiere directamente en cómo abordamos los proyectos y en cómo realizamos esa migración hacia la Industria 4.0, en la que distintas tecnologías como Big Data intervienen para hacer la cadena más visible, digital, rápida y a menor coste. 

En el caso concreto de la ingeniería o la arquitectura, todavía nos encontramos con varios muros, sobre todo culturales y de mentalidad, que actúan de barrera e impiden la maduración de la digitalización del sector a escala general.  

Una situación que dificulta la supervivencia en el mercado de muchas empresas que, tras la crisis de la burbuja inmobiliaria no se han digitalizado y eso suponer estar en desventaja. 

De hecho, desde varias consultoras de prestigio como McKinsey ya han asegurado en varias ocasiones que la calve para subsistir en un mercado como el de la construcción pasa por digitalizarse: “El incremento de la productividad que trae consigo la digitalización y el consiguiente ahorro de costes puede que no compensen las inversiones si no se hacen ajustes al arrancar los proyectos en las tareas de los profesionales”, muy ligado a la importancia de formar a los profesionales del sector para que aporten su valor en ese proceso. 

“Al estar automatizado el trabajo, el técnico se puede dedicar a generar valor a través de la gestión y análisis de la información para facilitar la toma de decisiones. La información ya está en el dispositivo, son los procesos quienes introducen los datos de forma automática”, comentaban en declaraciones a El Confidencial destacando la importancia del manejo de datos y la conectividad en construcción. 


Qué es Big Data y qué valor aporta a la construcción 

 

El Big Data es la acumulación de datos a gran escala que, de forma tradicional, no pueden ni recolectarse, ni almacenarse, ni organizarse, ni, por tanto, analizarse posteriormente.  

El Big Data es precisamente la herramienta que cualquier proyecto BIM necesita para tener en cuenta las ingentes cantidades de información que se generan. Sin ella, sería imposible alcanzarlos para analizarlos con posterioridad 

Con tecnologías como esta es posible la implementación de mejoras de digitalización y conectividad para crear Smart Cities, que requieren de un uso inteligente y masivo de los datos para la toma de decisiones. 

La propuesta de valor del Big Data a una industria como la de la construcción no es otra que la complementación. El Big Data en sí mismo no va a aportar nada al sector, pero si este se digitaliza necesitará la herramienta para terminar de cerrar el círculo de la conectividad.  

big-data-aliado-bim

El auge de la construcción 4.0 

 

Muy ligado con el uso de las tecnologías como Big Data, la Construcción 4.0 comprende una nueva era en el sector marcada por la digitalización y el uso de nuevas tecnologías. 

Y es que no hablamos solo de Building Information Modeling, en proceso de digitalización del mundo de la arquitectura, la ingeniería y la construcción es especialmente importante la aplicación de otras tecnologías como la realidad aumentada, la robótica y la automatización, el Internet of Things o el Cloud Computing. 

Todas ellas componen un nuevo círculo tecnológico necesario para convertir a un sector del lado analógico al digital, llevándole a su revolución número cuatro.  

Como resultado, instituciones como ITAInnova comentan que “existen estudios fundamentados sobre la aplicación de la construcción 4.0 que aseguran que la construcción podría incrementar por 5, o incluso por 10, su productividad si adquiere un estilo de producción similar a la de la industria manufacturera y hace su transición tecnológica hacia la automatización y el uso del dato. Por tanto, la Construcción 4.0 pivota sobre dos pilares, la industrialización de los procesos constructivos y la incorporación de tecnologías emergentes”. 

Seguridad en la gestión de datos

 

Otro de los aspectos claves a tener en cuenta es la seguridad, tanto en la infraestructura como en la gestión de datos. 

Gracias a Big Data, se puede asegurar un ciclo de vida más largo de las infraestructuras, algo que está demostrado a través de un sistema de sensores que, actuando como red neuronal, sirve para detectar el “estado de salud” de la construcción en cuestión, logrando evitar desastres evitados por incidencias no percibidas,  

Del lado contrario, es interesante hablar de la seguridad de los datos. Big Data recoge inmensas cantidades de datos que son alojadas en almacenes de información en los que se debe poner una atención especial en términos de protección y acceso. 

serguridad-big-data-bim

BIM y Big Data  

 

Ya sabemos que BIM es una metodología basada en la información, la colaboración y la transparencia. Y también que el punto clave de dicha metodología es la digitalización y el alojamiento de información en la nube, pero ¿no crees que necesita algo más para funcionar a la perfección? 

El Big Data es, en muchos casos, la tecnología perfecta para acompañar a cualquier proyecto BIM, siendo capaces ambas de crear un modelado predictivo basado en datos recogidos y almacenados en tiempo real. 

Esto es precisamente lo que provoca mejoras sustanciales en la estimación de costes, en el mantenimiento de las edificaciones o en la eficacia de una obra.  

Ten en cuenta algunas de las ventajas que ofrece Big Data en colaboración con BIM: 

  • Agrega información de la cartera de inmuebles de un proyecto o incluso a escala de ciudad. 

  • Es capaz de mejorar los diseños de un proyecto con el aprendizaje sobre el mismo. 

  • Permite una dotación de recursos técnicos para el volcado de esa información con el fin de obtener datos con fiabilidad. 

  • Puede mejorar los tiempos de respuesta. 

  • Trae la automatización de los procesos con los gestores, los usuarios y la administración. 

¿Necesitas más información?

Rellena el formulario para:
– Más información
– Temario del Máster
– Facilidades de pago

powered by Typeform
¡Apúntate ahora!